Para curar una herida







solve et coagula


Supura. Sutura.
Siempre en ese orden.
El filo. La herida.
No dejes que el hueco
desgarre los bordes.
Disipe el amor.

Asume. Reinicia.
El hueco eres tú,
lo carnívoro que acecha
y reposa entre tus polos.
Delirio reconstruido
en el surco ecuatorial

que nos mezcla
nos disuelve
que nos funde
nos coagula
que nos salva
nos entrega


                        lo real

más invisible
cobijo del aire roce y sentido
miel que fue flor
extravagancia
del hueco jungla
follaje. Vida.


Juan Medina: "Para curar una herida", El viaje mínimo de Hernán Medina.




No hay comentarios:

Publicar un comentario